Taylor Swift Dominican Republic/Stream Team

Foro Taylor Swift Republica Dominicana Taylor Swift Dominican Republic forum

Bienvenida(o) a Taylor Dominican Fans Vota por Taylor en los Kids Choice Award 2010 http://www.nick.com/kids-choice-awards/vote/

    SUEÑOS PROHIBIDOS ~JOE & TU~

    Comparte

    ale_95_12
    Maquillista Profesional
    Maquillista Profesional

    Cantidad de envíos : 146
    Fecha de nacimiento : 29/12/1995
    Fecha de inscripción : 01/11/2009
    Edad : 20
    Localización : En mi cama con Joey
    Empleo /Ocio : estudiante ¬¬
    01112009

    SUEÑOS PROHIBIDOS ~JOE & TU~

    Mensaje por ale_95_12




    Prólogo

    Mayo
    Joe Jonas volvía a la carga.
    ________ miró los dígitos luminosos de su despertador. No había pasado ni una hora desde el último orgasmo. Al menos eso era lo que había deducido por los gritos de la mujer y el gemido de satisfacción de Joe. Y otra vez volvían a empezar. ¿Qué le pasaba a aquel hombre?
    O mejor dicho, ¿quién estaba con aquel hombre? Una mujer afortunada, desde luego. Rubia y con una talla 100, como ________ había visto con sus propios ojos. Mientras que ella, con una discreta talla 80 y sin un orgasmo desde que se mudara a aquel apartamento el año pasado, estaba obligada a oír los continuos golpes en la pared que separaba las dos viviendas.
    Bueno, quizá no estuviera obligada a escucharlos. Podía irse al salón, poner un CD de Sting en el equipo estéreo y ahogar los jadeos. Eso había hecho durante el primer asalto. O al menos eso había intentado. Patética como era, no había resistido la tentación de volver al dormitorio para escuchar el apoteósico final. A juzgar por las reacciones que llevaba provocando en su novia durante seis meses, Joe orquestaba unos finales realmente formidables.
    Y parecía dispuesto a repetir la proeza, según indicaban los jadeos de Miss Silicona. Nunca un hombre había hecho gemir así a ________. Exceptuando a aquel idiota de Sherman que le aplastó la cabeza contra el cabecero y a punto estuvo de provocarle una conmoción cerebral antes de darse cuenta de que los gritos de ________ eran de socorro y no de aliento para que empujara con más fuerza.
    Joe nunca cometía una equivocación semejante. Era evidente que conocía a las mujeres, por cómo las había fotografiado para la colección de bañadores que publicaba aquel mes el Instant Replay. ________ estaba convencida de que su novia era la chica con el biquini morado de la portada. Su certeza no se basaba en que la hubiera visto salir del apartamento con un tanga, pero las medidas de sus pechos parecían las correctas, y su rostro lucía la expresión y los pómulos marcados de una modelo profesional.
    Sí, Joe conocía bien a las mujeres, como atestiguaban los gritos de placer femenino que traspasaban la pared. Gritos que fueron subiendo de tono e intensidad, en la misma proporción que la inquietud de ________. Esperó a que los jadeos de Joe se unieran a la mezcla sonora, pero en vez de eso volvieron a oírse los gemidos de su novia.
    —Sí, sí, sí, sí… —sus gritos repetitivos delataban a toda una mujer multiorgásmica, sin duda.
    _________ se levantó de la cama y se dirigió hacia el equipo estéreo del salón. Golpear la pared con el puño no era una opción. Llevaba seis meses escuchando la sinfonía coral dos o tres veces por semana, y si aporreaba la pared a esas alturas estaría revelándole a Joe su particular curiosidad auditiva.
    Tal vez debería comprarse un vibrador y apañárselas ella sola, pero con eso estaría admitiendo que no iba a acostarse con un hombre a corto, medio ni largo plazo. Y su optimismo innato le hacía conservar la esperanza.
    A la luz de una farola que brillaba tras la ventana, introdujo un CD en el equipo y subió el volumen. A continuación, decidió que se comería un plátano para la satisfacción oral. Dios, necesitaba a un hombre. ¡Una cita!
    Por desgracia, la decisión que había tomado el año anterior había reducido drásticamente las posibilidades. Su mejor amiga, Shauna, atribuía la culpa a la personalidad propia del signo Cáncer. Fuera cual fuera la razón, tenía un don para atraer a aquellos hombres que hubieran sido recientemente abandonados. Y una vez que ella sanaba sus corazones rotos, todos seguían su camino. Por lo visto, no les gustaba que les recordaran que una vez habían sido extremadamente frágiles y vulnerables.
    Le dio un mordisco al plátano. Un pobre sustituto comestible. El mundo de los hombres parecía establecer una división cada vez más clara entre los que eran rechazados y los que ya estaban comprometidos. Shauna había dado excepcionalmente con un espécimen sin compromiso y con el corazón intacto, y ahora era su prometido. Ver a Shauna paseándose con la expresión de una mujer que podía tener sexo siempre que quisiera no ayudaba a _______ a sobrellevar su frustración en absoluto.
    Como dama de honor de su amiga, ________ tenía que acompañar a Shauna a Divine Events, la empresa organizadora de bodas. Era una agencia fabulosa para cualquier chica que disfrutara de una vida sexual activa o, al menos, de la perspectiva de tenerla. En la recepción vieron el libro rojo forrado en piel, cuyas páginas llenas de fantasías sexuales estaban destinadas a ser arrancadas. Al menos eso era lo que decía Shauna, quien ya había arrancado bastantes. Pero ella tenía un hombre con quien poner en práctica esas fantasías, mientras que ________ tenía que sufrir la tortura de vivir junto a un dios del sexo con ojos pardos y cuerpo hecho para el pecado. Joe era un hombre comprometido cuando se mudó allí, y seguía siéndolo. Era lógico. _______ no podía imaginarse a nadie abandonándolo. Joe ofrecía una combinación letal de carisma, encanto y una pequeña dosis de malicia.
    ________ había observado su malicia desde lejos, pero había visto su encanto muy de cerca, en el lavadero de los apartamentos. Después de encontrarse allí por casualidad un sábado por la mañana, Joe y ella habían descubierto que tenían tanto en común para hablar mientras la ropa se lavaba que desde entonces se había convertido en una costumbre. Sin embargo, ella jamás podría confesarle que oía sus orgasmos a través de la pared. Era una verdad demasiado embarazosa.
    Porque realmente tenía orgasmos increíbles. A pesar de Sting y los mega decibelios, podían oírse los gritos frenéticos, roncos y agudos de la pareja que compartía el momento sublime.
    No había más remedio. Tendría que conseguir un vibrador… o un hombre de verdad, cargado de testosterona, dispuesto a complacerla y con garantía absoluta de que la llevara al orgasmo



    Última edición por ale_95_12 el Dom Nov 01, 2009 4:00 am, editado 1 vez
    Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

    Mensaje el Dom Nov 01, 2009 3:58 am por ale_95_12

    La SIGOOOOO??????????????????????

    Mensaje el Dom Nov 01, 2009 2:26 pm por EmiixD

    te voy a dar apoyo alejandra..aunque yo ya la estoy leyendo...
    sigueeee!

    Mensaje el Dom Nov 01, 2009 4:51 pm por Eleny..JB

    siguee

    Mensaje el Dom Nov 01, 2009 5:43 pm por alejonatica

    new lectora!!

    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!

    Mensaje el Dom Nov 01, 2009 5:44 pm por alejonatica

    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!

    Mensaje el Dom Nov 01, 2009 7:06 pm por jonas_x_ever

    siguela!!!! Twisted Evil

    Mensaje el Dom Nov 01, 2009 9:16 pm por ale_95_12

    jajajja gracias a todaas Smile jajja emii yo tbn ya la lei hace la iba a subir pero eliminaron el otro foro Sad

    Mensaje el Dom Nov 01, 2009 9:19 pm por ale_95_12

    Capítulo 1
    Julio

    Como cada día de la semana, Joe tomó el tren para volver a casa desde las oficinas del Instant Replay en el centro de Chicago. Apretujado entre los demás pasajeros, intentó mantener la compostura y la frialdad, lo cual no era nada fácil. Los treinta y cinco grados del exterior amenazaban con fundir el tren, y además, como era natural, estaba pensando otra vez en _______ Scott.
    Se preguntó si habría regresado ya a casa del banco en el que trabajaba, y si aquélla sería la noche en la que se atrevería a pedirle un poco de azúcar, la teleguía, un sello o un par de pilas para el mando a distancia. Eran las mejores excusas que se le habían ocurrido, y todas le parecían igual de absurdas. Y mientras tanto, la frustración lo abrasaba.
    El problema había empezado cuando se encontraron casualmente en el lavadero del sótano. Desde entonces habían decidido lavar la ropa juntos los sábados por la mañana, y desde entonces las fantasías eróticas con _______ inundaban sus sueños. La primera vez que soñó con ella lo atribuyó a que Pamela estaba de viaje y él estaba en un grado de excitación extrema.
    Pero cuando Pamela volvió de Arizona y los dos retomaron su rutina sexual, las fantasías oníricas con _______ no sólo no se habían desvanecido, sino que se habían vuelto aún más gráficas. En sus sueños, _______ entraba en el lavadero con su habitual estilo sabatino, su pelo castaño sujeto en una cola de caballo o con uno de esos clips con forma de mariposa, su rostro pecoso sin una gota de maquillaje, sus faldones anudados a la cintura y sus vaqueros cortos y desaliñados rozándole la suave piel de los muslos.
    _________ lo veía y se detenía. Una expresión de lujuria y deseo oscurecía sus ojos azules… Y lo hacían encima de una lavadora.
    Pero las imágenes de _________ habían empezado a invadir también sus horas de vigilia. La noche en la que fantaseó con ella mientras se acostaba con Pamela supo que tenía que afrontar la situación como un hombre. No era culpa de Pamela, por lo que se odió a sí mismo por herir a la fabulosa compañera sexual con la que llevaba más de seis meses compartiendo su cama.
    Había intentado ensalzar el ego de Pamela durante la cena de la ruptura. Ella había exigido saber si había otra mujer, y él había sido sincero a medias al decirle que no. Después de todo, sólo había engañado a Pamela en sus sueños. Antes de conocer a ________, había llegado a pensar que Pamela tal vez fuera una pareja para toda la vida… cuando él estuviera listo para una relación de ese tipo.
    Pero no estaba ni mucho menos preparado para ser el marido de nadie, como lo demostraba la facilidad con la que podía distraerse pensando en una mujer que le gustaba mientras se acostaba con otra. A pesar de todo, tenía que averiguar adonde podría llevarlo su obsesión por ________.
    Por desgracia, _________ sabía lo de su relación con Pamela, y aunque él había roto con ella tres semanas antes, no podía presentarse en su puerta y decir: «Hola, hace tres semanas rompí con mi novia, ¿quieres acostarte conmigo?».
    No podía ser tan directo como para pedirle una cita a _________. Aún no. Ni podía usar el sótano como punto de encuentro para avanzar en la relación. El escenario estaba tan unido a sus fantasías que no confiaba en sí mismo para controlarse. Había considerado la posibilidad de cambiar de banco y así tener una excusa para verla en la ventanilla de cobro. Pero resultaba demasiado obvio.
    Lo mejor sería encontrar una razón para llamar a su puerta por la noche y ver cuál era su reacción. Tarde o temprano se le ocurriría una excusa que no sonara ridícula. Luego, tendría que devolverle lo que fuera que hubiese tomado prestado, y quizá le llevara una pizza para expresarle su agradecimiento. Procedería con mucha calma. Al final hablaría de su ruptura con Pamela, pero tendría que parecer un comentario despreocupado y casual.
    Si no jugaba bien sus cartas, ________ pensaría que era un sinvergüenza despiadado que no perdía tiempo en buscarse a una mujer tras haber abandonado a la anterior. Y Joe no quería ser esa clase de persona, aunque la imagen que diera fuese precisamente ésa. Tendría que ir muy despacio con _______ para demostrarle que no era tan superficial.
    El trayecto desde la estación hasta su apartamento estaba impregnado con ésa mezcla pegajosa de bochorno y humedad que siempre le hacía preguntarse a Joe cómo habían podido vivir sus abuelos en Chicago sin aire acondicionado. Tenían una casa no lejos de allí, y de niño Joe no había notado el sofocante calor porque se pasaba el tiempo corriendo entre los aspersores o comiendo helado casero de melocotón. Pero a sus treinta y dos años parecía haberse vuelto extremadamente sensible y remilgado ante las altas temperaturas.
    Entró acalorado y sudoroso en el vestíbulo y se dirigió hacia su apartamento, en la cuarta planta. Lo primero sería encender el termostato a toda potencia, y luego una ducha fría. Y después… ¿Le gustaría a ________ el helado de melocotón?
    Entonces percibió un movimiento delante de la puerta de ________ y al instante dejó de sentir el calor. Estaba hablando con un mozo de reparto que llevaba varias cajas apiladas en un carrito. Tras observar rápidamente las etiquetas, Joe dedujo que era un mueble desmontable para el televisor o el equipo de música. De repente se le encendió una luz en el cerebro.
    —Hola, _______ —la saludó al pasar. Dios… Estaba encantadora con aquel vestido blanco veraniego. Tal vez debería cambiar de banco, por obvia que fuera la jugada. Con una cajera como _________, ningún hombre usaría jamás el cajero automático.
    Ella levantó la mirada del recibo que estaba firmando.
    —Hola, Joe.
    —Parece que tienes un buen plan para el fin de semana.
    —Sí, he decidido comprar algo para poner la televisión —respondió ella riendo, colocándose un mechón de pelo tras la oreja. Aquel día lo llevaba suelto… otra novedosa tentación.
    —Buena suerte —dijo él.
    —Gracias, Joe.
    A pesar del imperioso deseo por detenerse, se obligó a seguir caminando hasta su apartamento. Pero al llegar a la puerta se giró, como si en aquel momento se le hubiera ocurrido la idea que en realidad se le había ocurrido un minuto antes.
    —Oye, montar esas cosas puede ser muy complicado. Si necesitas otro par de manos, estaré encantado de ayudarte.
    Otro par de manos muy, muy ansiosas… Oh, Dios. No importaba lo denodados que fueran sus esfuerzos por someter a su libido. Era más fuerte que él.
    El chico de reparto ya había metido el carrito en el apartamento, pero ________ volvió a asomar la cabeza por la puerta.
    —Es muy generoso por tu parte. ¿Por casualidad no tendrás un destornillador?
    —Sí, claro que sí —respondió él, aunque no tan seguro de dónde lo tendría. Esperó no haber cometido un error táctico. Era un experto con la cámara, pero apenas sabía manejarse con las herramientas. En fin… los muebles desmontables venían provistos de instrucciones, aunque éstas estuvieran normalmente escritas por auténticos analfabetos. Seguro que podría arreglárselas.
    —En ese caso puede que te llame —dijo ella.
    —Cuando quieras —respondió Joe, y esperó a entrar en su apartamento y cerrar la puerta para cerrar el puño triunfalmente.
    ¡Sí!


    Una hora más tarde, ________ estaba sentada en el suelo del salón, rodeada de bolsas de tuercas y tornillos, varias láminas de madera prensada de color cereza, su navaja del Ejército Suizo y una manual de instrucciones absolutamente incomprensible. La navaja contaba con varios destornilladores diminutos, pero aún no había atornillado nada.
    Aunque nunca había montado un mueble en su vida, había apostado a que su inteligencia superior la sacara del embrollo. Craso error. Aquel módulo para el televisor era una apuesta en más de un sentido. Una pieza semejante de mobiliario implicaba que buscaría él entretenimiento en casa. Pero durante los dos últimos meses había intentado distraerse fuera de casa. Y estaba harta.
    Sí, había evitado quedarse en el apartamento por la noche para no tener que oír los jadeos de Joe y de su novia. Pero también había intentado, y lo había intentado de verdad, buscarse a un hombre para ella sola. Shauna le había conseguido varias aventuras ocasiones. Sus amigas del banco le habían presentado una larga sucesión de hermanos, primos y clientes. Incluso las dueñas de Divine Events le habían ofrecido un par de posibilidades. Obviamente habían visto cómo ________ contemplaba con anhelo el libro con las tapas rojas y se habían figurado cuánto deseaba tener una razón para arrancar una página.
    Pero ninguno de esos esfuerzos le habían conseguido un hombre que fuera la décima parte de tractivo que Joe. Se había comprado el módulo para el televisor tras decidir que prefería quedarse en casa y escuchar los orgasmos de su vecino que perder el tiempo buscando a un clon de Joe. Sólo había un Joe Jonas, y estaba comprometido. A veces la vida era así de injusta.
    Por desgracia, la primera fase de su plan, que consistía en montar un mueble para el reproductor de DVD y el equipo de Home Cinema que llegaría al día siguiente, parecía condenada a alargarse eternamente. Arrojó las instrucciones al suelo y se ajustó uno de los pasadores con forma de mariposa que mantenían el cuello despejado. ¿Qué debía hacer a continuación? Si se tomara en serio la oferta de Joe, podría ir a pedirle ayuda.
    ¿Y por qué no hacerlo? Él le había dicho que lo llamara «cuando quisiera», y tal vez hubiera aprendido carpintería en el instituto. Aquello no era una estratagema para atraerlo hacia su apartamento. Se levantó y fue a la cocina a comprobar si tenía alguna cerveza en la nevera.
    Estupendo. Aún le quedaban tres latas. Su experiencia le había enseñado que había que disponer de cerveza cuando se le pedía un favor a un hombre. Motivada por la emocionante perspectiva, abrió la puerta para ir a buscarlo.
    Nada más abrirla la volvió a cerrar. La novia de Joe se acercaba por el pasillo. Maldición…
    Con un suspiro de resignación, volvió a la cocina y sacó una cerveza del frigorífico. Aquel inesperado giro en los acontecimientos exigía un trago de algo más fuerte que gaseosa. Últimamente había salido tanto que hacía mucho que no escuchaba el coro a dos voces. Y tampoco quería oírlo ahora.
    Por desgracia, había desconectado los cables de los altavoces para colocarlos en el mueble nuevo, de modo que no podía valerse de Sting para superar el inminente concierto de jadeos. Al menos de una cosa estaba segura… Joe no hablaba en serio cuando le dijo que la ayudaría cuando ella quisiera. Tendría que haber añadido: «Siempre que no me esté acostando con Miss Silicona».
    Mientras se debatía entre retomar las instrucciones o ponerse los zapatos e ir al supermercado a por un sándwich, oyó gritar a la novia de Joe Pero no era un grito de los que normalmente soltaba cuando estaba con él. Aquello sonaba a discusión.
    ¿Discusión? Aun avergonzándose de sí misma, _________ corrió hacia la cocina y sacó un vaso del armario. No sabía por qué un vaso pegado a la pared servía para escuchar con mayor claridad, pero así era. Lo había usado en más de una ocasión, cuando se acostaba indirectamente con Joe.
    Vaya… Al fin admitía lo que había hecho en los primeros meses: ponerse en el lugar de la novia de Joe. Y qué doloroso podía llegar a ser el conocimiento…
    Pero aquella noche no estaba oyendo nada relacionado con el goce sexual. Aquella noche su novia estaba furiosa. ________ movió el vaso contra la pared del dormitorio, presionó la oreja contra el fondo y tomó un sorbo de cerveza mientras escuchaba.

    Mensaje el Dom Nov 01, 2009 9:26 pm por alejonatica

    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!

    Mensaje el Dom Nov 01, 2009 9:40 pm por alejonatica

    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!

    Mensaje el Dom Nov 01, 2009 9:46 pm por alejonatica

    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!

    Mensaje el Lun Nov 02, 2009 3:20 am por ale_95_12

    comenten mas y suboo (:
    qe paso con thaliaa ella siempre comenta en mis noves y cuando termina se ponee triste
    thalii donde te has metidoo?

    Mensaje el Lun Nov 02, 2009 11:40 am por alejonatica

    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!

    Mensaje el Lun Nov 02, 2009 11:41 am por alejonatica

    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!

    Mensaje el Lun Nov 02, 2009 2:32 pm por Sadery

    New reader!!!! Smile awww Joe... ^^

    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!

    Mensaje el Lun Nov 02, 2009 2:34 pm por Sadery

    ale_95_12 sube la de dominada por el deseo plis!!!!! se quedo en la mejor parte!!! ay diooooo la quiero acabar de leer esa nove estaba bueniiiiisima plis plis!!!!!!

    Mensaje el Lun Nov 02, 2009 2:39 pm por Sadery

    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!

    Mensaje el Lun Nov 02, 2009 2:40 pm por alejonatica

    sigue!!sigue!!sigue!!
    sigue!!sigue!!sigue!!
    sigue!!sigue!!sigue!!
    sigue!!sigue!!sigue!!
    sigue!!sigue!!sigue!!

    Mensaje el Lun Nov 02, 2009 2:41 pm por alejonatica

    sigue!!sigue!!sigue!!
    sigue!!sigue!!sigue!!
    sigue!!sigue!!sigue!!
    sigue!!sigue!!sigue!!
    sigue!!sigue!!sigue!!

    Mensaje el Lun Nov 02, 2009 7:54 pm por lorena

    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!

    Mensaje el Lun Nov 02, 2009 7:54 pm por lorena

    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!

    Mensaje el Lun Nov 02, 2009 7:54 pm por lorena

    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!
    Sigue!!Sigue!!Sigue!!

    Mensaje el Lun Nov 02, 2009 9:22 pm por thalia_JB_

    mujer new lectora
    tu siempre traes noves buenas
    sigue pliz pliz pliz
    te lo pido de corazon me arrodillo ante ti
    sigueeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!!!!

    Mensaje el Lun Nov 02, 2009 9:36 pm por Sadery

    tu kiere q me de algo a mi???!!! Sigue la novela!!!!!!!

    Mensaje Hoy a las 12:21 pm por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Vie Dic 09, 2016 12:21 pm