Taylor Swift Dominican Republic/Stream Team

Foro Taylor Swift Republica Dominicana Taylor Swift Dominican Republic forum

Bienvenida(o) a Taylor Dominican Fans Vota por Taylor en los Kids Choice Award 2010 http://www.nick.com/kids-choice-awards/vote/

    *L`amour du pirate * (nick y tu) HOT*

    Comparte

    karla_jonas
    Asistente Novato(a)
    Asistente Novato(a)

    Cantidad de envíos : 41
    Fecha de nacimiento : 07/04/1996
    Fecha de inscripción : 03/11/2009
    Edad : 20
    Localización : my home!
    Empleo /Ocio : ver J.O.N.A.S
    16112009

    *L`amour du pirate * (nick y tu) HOT*

    Mensaje por karla_jonas

    hello girls!! , bueno esta es mi primera nove y pues no es mia la adapte porque me parecio realmente buena, espero que tambien les guste..


    L'amour du pirate
    La
    lánguida brisa tropical acariciaba el hermoso rostro de______ (Tu
    nombre). Ella estaba junto al mástil, navegando hacia la isla de Saint
    Martín, para cumplir una promesa que jamás había hecho: casarse con un
    conde desconocido.

    En medio
    de un momento de audacia y arrojo, _______ fue capturada por el pirata
    Nicholas. Su corazón no tardaría mucho en recibir el soplo de la pasión
    del pirata. Y esa pasión estaría allí para siempre.

    Sin embargo, muchos días —y muchas noches tempestuosas —serian necesarios antes de que el amor pudiera florecer.


    Capítulo 1
    ______
    ______ (Tu Nombre y Apellido) se sentía intranquila al entrar esa
    mañana en la sala llena de sol, y encontrarse frente a su madre y su
    padre. Edward ______ (TA) rara vez la llamaba tan temprano, y nunca la
    había llamado con un día de anticipación. ______ sabia que debía tener
    algo muy importante que decirle, algo que afectaría su vida. Esto la
    había preocupado durante toda la noche, pero en el fondo sabía de qué
    se trataba. Tenía diecinueve años y estaba en edad de casarse.Hacía
    tres años que esperaba que eso sucediera, desde el momento en que
    abandonara la escuela del convento. La mayoría de las muchachas de
    familias ricas eran entregadas en matrimonio cuando aún estaban en la
    niñez, a los catorce o quince años, como la madre de ______. Muchos
    candidatos habían visitado a su padre, aunque a ella no se le había
    permitido verlos. Pero su padre no tuvo en cuenta a ninguno de los
    jóvenes que deseaban desposarla, porque ninguno era lo suficientemente
    rico como para complacerlo._______ estaba segura de que su futuro acababa de decidirse. Pronto le dirían el nombre del hombre con quien se casaría.Edward
    _______ (TA) estaba sentado ante su escritorio y no se molestó en
    levantar la mirada cuando _______ entró en la habitación. ¿Era posible
    que su padre postergara deliberadamente la tarea de comunicarle su
    decisión? Tal vez se sentía un poco culpable ahora. Pero, ¿podía
    sentirse culpable? Era el mismo hombre que la había enviado al
    convento, diciéndole que era demasiado difícil de manejar. Había pasado
    la mayor parte de sus diecinueve años lejos de su casa, y ahora
    volverían a enviarla a otra parte para siempre.Danielle_______
    miró ansiosamente a su hija. Había tratado desesperadamente de disuadir
    a Edward de que eligiera un marido para _______ y pensaba que lo había
    logrado hasta la noche anterior, cuando Edward inesperadamente, le
    informó sobre su decisión. Ella no era como la mayoría de las
    muchachas; era demasiado vivaz y demasiado hermosa como para entregarla
    fácilmente a un marido. Podría haber elegido un buen marido por sí
    misma, si Edward hubiera sido razonable. Pero no, Edward tenía que
    encontrar un marido rico y con título para su hija, y no le importaba
    si _______ lo encontraba repulsivo o no.
    Danielle
    estaba sentada frente a las puertas abiertas que llevaban a la terraza,
    como lo hacía todas las mañanas, pero ese día no había podido dar una
    sola puntada en el tapiz que tenía ante ella. No podía dejar de pensar
    en el destino que esperaba a su hija.
    —Bien, _______ , esto no llevará mucho tiempo —dijo Edward _________ bruscamente.Pero
    no alarmó a _______, su padre nunca le había demostrado ternura ni
    amor, ni tampoco a su madre. Las trataba a ambas como trataba a los
    criados. Edward ________ era un hombre frío, obsesionado únicamente por
    incrementar su riqueza. Y esto consumía casi todo su tiempo y sus
    pensamientos, y le dejaba poco para su familia.
    [size=12]—¿Por
    qué no te sientas, ma chérie (mi querida)? —dijo Danielle con ternura,
    antes de que su esposo tuviera oportunidad de continuar._______
    sabía que su madre la amaba. Pero se negó a sentarse, porque no quería
    parecer cómoda y facilitar las cosas a su padre. En cierto modo se
    sentía rebelde, y sabía que no tenía derecho a serio, porque así
    sucedían las cosas en el año 1667. Así había sido durante siglos, y tal
    vez nunca cambiarían. Sólo deseaba que su madre no hubiera hablado
    tanto de enamorarse y de elegir el propio marido.
    Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

    Mensaje el Mar Nov 17, 2009 12:32 am por NicolePretty26

    la leo mañana

    Mensaje el Mar Nov 17, 2009 7:43 pm por karla_jonas

    Capitulo 2


    Esa noche,
    temprano, Danielle ______ entró en el dormitorio de _______ para hablar
    claramente con su hija. Todavía estaba alterada.

    —Lo intenté, ma
    chérie. Traté de disuadir a tu padre de que no te envíe con ese... ese
    hombre, —Danielle hablaba nerviosamente, retorciéndose las manos, cosa
    que siempre hacía cuando estaba perturbada.
    —No te preocupes, mamá.
    Me sentí mal al principio, pero sólo porque debo marcharme. Esperaba
    que me entregaran en matrimonio, de manera que esto no ha sido una
    sorpresa.
    —¡Para mí sí! Hace meses que Edward está buscando un
    marido para ti, pero sólo anoche me lo dijo; una vez que ya había hecho
    su elección, ya sabía que nadie la cambiaría. No pensó que te enviaba a
    un hombre desconocido, y que además te obligaba a adaptarte a un nuevo
    país y un nuevo clima al mismo tiempo. — Danielle generalmente decía lo
    que pensaba, al menos a _______, pero se puso a pasear por la
    habitación y parecía no poder encontrar las palabras.
    —¿Quieres decirme algo, mamá? —Aventuró _______.
    —Sí, sí, quiero decirte algo —respondió Danielle en inglés con fuerte acento.

    A
    sus padres les gustaba hablar en inglés, porque muchos de los asociados
    de su padre eran ingleses. Y como ________ también había aprendido ese
    rudo idioma en el convento, Edward insistía en que se hablara inglés en
    todo momento.
    Danielle aún vacilaba, de manera que _______ trató de romper el silencio.

    —Te echaré terriblemente de menos cuando me vaya el mes que viene, ¿Alguna vez volveré a verte? —preguntó esperanzadamente.
    —Por
    supuesto, claro que sí, _______. Si tu nuevo... —hizo una pausa, porque
    no le gustaba decir la palabra—...nuevo marido no te trae aquí,
    convenceré a Edward para que vayamos a Saint Martin. — Danielle miró a
    su hija con profunda preocupación en sus ojos de color verde oscuro.
    —Ah, pequeña _______, lamento que tu padre haya insistido en darte en
    matrimonio al conde Lambert. Yo quería que eligieras tu propio marido.
    Si al menos Edward me hubiera permitido llevarte a París, podrías haber
    encontrado a un hombre que amaras, un hombre digno que Edward también
    habría aprobado. Hay tantos para elegir en París...
    —El conde de Lambert es un hombre digno, ¿verdad? —preguntó _______.
    —Sí,
    pero no lo conoces, _______. No sabes si podrás amarlo o no. No sabes
    si serás feliz o no. Y eso es todo lo que yo deseo; que seas feliz.
    —Pero papá ha elegido al conde de Lambert y él desea que yo sea su esposa. Me ha visto, ¿verdad?
    —Sí,
    hace un año. Estabas en el jardín cuando el conde vino a visitar a
    Edward. Pero, _______, eres una muchacha hermosa, increíblemente
    hermosa. Podrías haber elegido marido, y haber encontrado un hombre con
    quien quisieras pasar la vida. Pero tu padre es demasiado amante de la
    tradición. Sólo admite elegir él tu marido. No le importa si eres feliz
    o no.
    —Pero así son las cosas, mamá. Yo no esperaba que fueran diferentes —Replicó _______ aunque preguntándose por qué no.
    —Eres
    una hija buena y confiada y me apena pensar que vas pasar la vida con
    un hombre que no amas. Por eso he venido, para decirte algo, aunque
    está en contra de mis convicciones.
    — ¿De qué se trata, mamá?
    —Sabes
    que Edward fue elegido para mí por mi padre cuando yo sólo tenía
    catorce años. Como tú ahora, yo estaba dispuesta a amar al marido que
    habían elegido para mí y a ser una buena esposa. Pero después de un año
    de matrimonio supe que eso jamás podría ser. Después de otro año, la
    situación empeoró, porque Edward deseaba un hijo varón y yo aún no
    había quedado encinta. Me sentía desolada, y la única persona en quien
    podía confiar y a quien podía querer era Mayra. Entonces comencé a
    hacer largas caminatas y viajes a la ciudad, sólo para hallar paz. En
    uno de mis paseos conocí a un marino, un irlandés con vivaces ojos
    verdes, su barco estaba anclado en la costa para ser reparado y él
    tenía licencia para visitar a sus padres, que habían dejado Irlanda y
    vivían entonces en la zona cercana a Montagne. Lo conocí cuando pasaba
    por Argentan. Se quedó aquí en lugar de ir a Montagne, nos vimos muchas
    veces y finalmente nos convertimos en... amantes.
    —Ay, mamá, ¡qué romántico!

    Danielle sonrió, aliviada al ver que su hija no quedaba consternada con su confesión.

    —Sí,
    era romántico. Martin permaneció tres meses en Argentan, y yo me
    encontraba regularmente con él. Fueron los meses más felices de mi
    vida, y siempre guardaré su recuerdo como un tesoro. Lo amaba con todo
    mi corazón, y vive en ti, ________, porque tú vienes del amor que
    compartí con Martín. Él fue tu verdadero padre.
    —Entonces papá... ¿es mi padrastro?
    —Sí,
    ma chérie, sólo tu padrastro. Quería que conocieras la felicidad que yo
    pude robar hace tantos años, el único amor que tuve jamás. Quería que
    lo supieras para el caso de que no ames al conde de Lambert. Espero que
    lo ames, pero si no es así, deseo que encuentres a alguien a quien
    puedas amar, aunque sea por poco tiempo. Quiero que seas feliz,
    ________, y si te encuentras en un matrimonio sin amor, no quiero que
    te sientas culpable si se te presenta el amor en otra parte. No digo
    que debas ir a buscarlo. Pero si el amor viene a ti como sucedió
    conmigo, tómalo mientras puedas y sé feliz. Sólo quiero que seas feliz.

    Mensaje el Mar Nov 17, 2009 7:44 pm por karla_jonas

    Capítulo 3


    —Despierta. Despierta, _______.

    Abrió
    los ojos rápidamente al oír la voz de su madre, pero luego recordó con
    pena qué día era. El día en que se marcharía de su casa para siempre.

    —Dije
    a esas criadas ton*tas que te despertaran temprano —continuó Danielle—.
    Pero tendría que haber sabido que no me harían caso. Esta casa ha sido
    un desorden todo este mes, con los preparativos de tu viaje. Es un
    milagro lograr que se haga algo. Los sirvientes están tan excitados que
    parece que van a viajar contigo. Y, ¡ah!, cómo envidian a Mayra. Echaré
    de menos a esa querida vieja. Fue más madre para mí que la propia, pero
    ahora tú la necesitas más que yo. —Se interrumpió y miró a su hija, con
    los ojos húmedos de lágrimas—. Ay, _______, este mes ha pasado con
    demasiada rapidez. Ahora vas a comenzar una vida propia.
    —Pero tú dijiste que no será para siempre, mamá —replicó _______ sacando sus esbeltas piernas de la cama.
    —Sí, pero eso no modifica el hecho de que hoy te marchas.
    —Mayra
    y yo aún tenemos que viajar a Saint Malo, donde está el barco, y tú y
    papá nos acompañaran hasta allá. Sabías que llegaría este día, mamá.
    —Ah,
    ¿por qué habrá elegido Edward a un hombre que vive del otro lado del
    mar? —preguntó Danielle retorciéndose las manos. Luego sacudió la
    cabeza, resignada—. Bien, ya está hecho. Ahora debes prepararte porque
    saldremos dentro de dos horas. Ah, ¿dónde están esas criadas?

    ______ rió.

    —Tal
    vez en la cocina, hablando de mi viaje. Parece que creen que Saint
    Martin será un lugar muy interesante para vivir. De todas maneras puedo
    vestirme sola. Olvidas que lo hice sin criada durante todos estos años
    en la escuela.

    Finalmente las criadas llegaron, y después de
    recibir la reprimenda de Danielle, se afanaron para elegir las ropas
    que _______ usaría para el viaje a Saint Malo. Una de las criadas salió
    de la habitación para buscar agua para el baño, y durante las dos horas
    siguientes todos corrieron de aquí para allá, ocupándose de los últimos
    detalles.
    Pronto, _______ y Mayra estuvieron listas para salir,
    vestidas con ropas abrigadas, porque era el mes de octubre y la
    temperatura era fría a esa hora de la mañana. Danielle se reunió con
    ellas a la entrada y sorprendentemente, Edward fue el último en llegar.
    El
    gran carruaje que Edward había comprado especialmente para el viaje a
    Saint Malo era impresionante. Tirado por seis caballos negros como el
    carbón era lo suficientemente grande como para transportar todos los
    baúles, e incluso el pequeño arcón que contenía la dote de ______ en
    oro.
    _______ se reclinó en el asiento de terciopelo, con su madre a
    su lado y cerró los ojos. El último mes había sido caótico, y ella y
    casi todos los sirvientes habían trabajado noche y día en su ajuar. Su
    vestido de novia llevó mucho tiempo, por supuesto, pero era una hermosa
    prenda, una obra maestra, y todos los que habían trabajado en ella se
    sentían orgullosos de los resultados.
    El vestido era de raso de
    color crema cubierto con encaje hecho a mano, excepto las ajustadas
    mangas. Sobre éstas flotaban las mangas de encaje, mucho más anchas.
    Era un hermoso traje, con la cintura muy ajustada, escote cuadrado y
    amplia falda, y el encaje dividido en el centro de la falda, dejaba ver
    el raso que había debajo. ______ usaría zapatos de raso con el vestido,
    y las perlas blancas que Edward le había regalado al cumplir diecinueve
    años. Su velo, muy largo y de encaje blanco, había sido usado por su
    madre el día de su boda.
    Mayra había supervisado personalmente el
    empaquetado del vestido de bodas en una caja aparte, para que no se
    arrugara demasiado. Sentía que revivía el pasado, porque veintidós años
    antes se habían hecho preparativos similares para la boda de Danielle.

    Mensaje el Miér Nov 18, 2009 9:57 pm por Sadery

    Tu primera lectora!!!
    te importaria poner la letra mas grande??? esk me estoy qdando ciega Razz

    sigue!!! sigue!!! sigue!!!
    sigue!!! sigue!!! sigue!!!
    sigue!!! sigue!!! sigue!!!
    sigue!!! sigue!!! sigue!!!

    Mensaje el Miér Nov 18, 2009 11:35 pm por Fer-JB

    sigue!!!
    sigue!!!
    sigue!!!
    y si, si puedes pon mas grande la letra.

    Mensaje el Jue Nov 19, 2009 10:42 pm por Sadery

    sigue!!! sigue!!! sigue!!!
    sigue!!! sigue!!! sigue!!!
    sigue!!! sigue!!! sigue!!!
    sigue!!! sigue!!! sigue!!!

    Mensaje el Vie Nov 20, 2009 12:16 am por karla_jonas

    okis les voy a dejar otro cap...


    Capítulo 4


    —¡Atrápenlo! —gritó el capitán.

    _______
    se sobresaltó, y dos hombres entraron en el camarote y atraparon al
    intruso. Ella los miró confundida, y vio cómo arrastraban al hombre por
    la cubierta, a pesar de que luchaba por liberarse. Luego lo ataron al
    mástil mayor y el primer oficial le arrancó la túnica.
    El capitán Marivaux apareció ante _______, furioso.

    —Es
    lamentable que esto haya sucedido, mademoiselle (señorita). El conde de
    Lambert se enfurecerá cuando se entere de que han estado a punto de
    violarla.

    _______ no miró al capitán, porque sus ojos no podían
    apartarse del pobre hombre que esperaba su castigo. El primer oficial
    se acercó al hombre con un látigo en la mano. El látigo era de cuero de
    un metro de largo, con muchos nudos.
    El capitán habló duramente a su
    tripulación, pero _______ estaba demasiado perturbada como para
    escuchar sus palabras. Luego el capitán Marivaux dio la señal y el
    primer oficial hizo sonar el látigo en el aire dos veces y luego lo
    aplicó con fuerza brutal a la espalda del hombre. Se vieron correr
    gotas de sangre por la espalda temblorosa. Luego apareció otra marca
    cuando el látigo volvió a bajar.

    —¡No, por Dios! ¡Basta! —gritó _______.
    —Hay que hacerlo, mademoiselle _______ (TA). La tripulación recibió advertencias, de manera que no es culpa suya.

    Una
    y otra vez el horrible instrumento cayó sobre la espalda del hombre,
    cuya sangre salpicaba la cubierta y las ropas de quienes estaban cerca.
    _______ corrió hacia la barandilla casi sin darse cuenta. Tal vez fue
    cuando el hombre empezó a gritar, pero eso no duró mucho. Cuando
    terminó de vomitar, todavía oía el horrible sonido del látigo que
    azotaba la carne del hombre, y eso era todo lo que se oía.
    Finalmente
    terminó. Se le habían dado treinta latigazos, según le dijeron más
    tarde, el hombre estaba medio muerto. ______ pensaba que ese hombre
    sólo la había asustado, y que por eso le infligían este horrible
    castigo que lo dejaría inútil durante el resto del viaje.
    ______
    lloró esa noche, y vomitó tres veces más, siempre pensando en la
    horrible escena. Un hombre había estado al borde de la muerte por haber
    intentado violarla. ¡Violarla!

    —¿Qué quiso decir el capitán,
    Mayra, cuando dijo que el hombre estuvo a punto de violarme? —preguntó
    _______ esa misma noche—. Sólo me miró, y por eso sufrió ese horrible
    castigo.

    Mayra, tendida en su camastro, miraba el techo del camarote. Estaba tan perturbada como _______ por lo sucedido ese día,
    La miró con expresión preocupada.

    —Habría
    hecho algo más que eso si el capitán no hubiera llegado a tiempo. Yo
    tengo la culpa, _______. No tendría que haberte dejado sola.
    —¡Pero ese hombre no hizo nada, y ahora lo han arruinado para toda su vida por mí!
    —Desobedeció
    las órdenes y por eso fue azotado. Se advirtió a los hombres que no se
    acercaran a ti, _______ pero él no escuchó la advertencia. Te habría
    sometido si el capitán no te hubiera oído gritar —dijo Mayra en voz
    baja.
    —¿Entonces por qué dijo eso en lugar de decir que estuvo a punto de violarme?
    —¿Tú querías que el hombre te tocara?
    —Por supuesto que no —replicó _______.
    —Bien, él no habría tenido en cuenta tus deseos. Te habría forzado contra tu voluntad, y eso es una violación.

    _______
    se recostó en la almohada, con un remolino en la mente. Entonces eso
    era una violación. Hacer el amor con mujeres que no lo deseaban. ¡Qué
    terrible! Pero de todas maneras, aún no sabía qué era hacer el amor.
    ¡Ah, qué estúpida era! ¿Cuándo aprendería? ¿Cuándo descubriría cómo era
    hacer el amor? Cuando estuviese casada, se recordó a sí misma, y ello
    sucedería muy pronto...


    ¿asi de grande quieren la letra?
    bueno comenten.. chao!!

    Mensaje el Vie Nov 20, 2009 12:08 pm por leysi jonas

    new reader

    Mensaje el Vie Nov 20, 2009 1:54 pm por Sadery

    siii asi muuucho mejor!!! y...
    sigue!!!! sigue!!!

    Mensaje el Vie Nov 20, 2009 11:42 pm por karla_jonas

    Capítulo 5


    El
    barco "Canción del Viento" avanzaba rápidamente por aguas más cálidas,
    pero aún debía recorrer una gran distancia antes de llegar a Saint
    Martin. El tiempo había cambiado considerablemente, y el viento ya no
    era tan helado.
    _______ sabía que podía esperar un clima tropical en
    la pequeña isla de Saint Martin. El capitán Marivaux respondía a muchas
    de sus preguntas cuando cenaba con ella. Supo que su futuro marido
    poseía una gran plantación en la isla, y que había obtenido grandes
    riquezas exportando algodón.
    Después del horrible castigo sufrido
    por el marinero azotado, no volvieron a ocurrir otros incidentes. Los
    hombres de la tripulación tuvieron cuidado de no acercarse a ella
    cuando le permitían salir a cubierta.
    Después de un mes en el mar,
    sufrieron otra tormenta, moderada al principio, lo cual permitió a
    _______ volver a lavarse la cabeza. Pero apenas había terminado cuando
    la tormenta adquirió más intensidad, y ella se vio obligada a volver a
    la seguridad del camarote.
    Parecía que se hubieran abierto los
    cielos y que arrojaran su venganza solamente sobre este barco. La
    tormenta continuó durante toda la noche, y los violentos movimientos
    impidieron dormir a _______. Trató de pasearse por su camarote, pero
    los vaivenes del barco la arrojaban contra las paredes. Por suerte,
    todos los objetos de la habitación estaban bien sujetos, y volvió a
    acostarse para sentirse más segura.
    Sorprendentemente, Mayra se
    había dormido, y _______ no sabía qué hacer, porque estaba muy
    asustada. Estaba segura de que el "Canción del Viento' se hundiría y
    que todos se ahogarían.
    Pero en algún momento en mitad de la noche,
    con las manos aferradas a los lados de la cama y su cabello todavía
    húmedo colgando a un lado. Finalmente se durmió.

    El mar estaba
    sereno cuando se despertó a la mañana siguiente. Se regañó a sí misma
    por asustarse tanto la noche anterior, y pensó que seguramente la
    tormenta no había sido tan terrible. Mayra ya se había levantado y
    vestido, y traía en un pequeño recipiente el agua fría para el lavado
    matinal de ______.

    —¿Has dormido bien, pequeña? —preguntó alegremente.
    —No
    —se quejó ________, y sacó sus piernas de la cama. Su cabello húmedo
    caía sobre sus hombros, e hizo una mueca.—Mayra, por favor, pregunta al
    capitán si puedo secarme el cabello en cubierta.
    —No haré semejante cosa. No saldrás de aquí por la mañana —respondió Mayra con tono terminante.
    —Si
    el capitán me da permiso, lo haré. Sabes que mis cabellos son tan
    largos que tardan mucho tiempo en secarse. Estoy a punto de resfriarme.
    —En cubierta puede pasarte algo peor que resfriarte —replicó Mayra.
    —Por favor, Mayra, haz lo que te pido.
    —Lo haré, pero no me gusta la idea.

    Mayra
    salió del camarote, gruñendo, mientras cerró la puerta. _______ se puso
    rápidamente un vestido de terciopelo color violeta oscuro que hacía un
    marcado contraste con su cabello. Cuando volvió Mayra, llevó a _______
    a la cubierta posterior del barco.

    —Esto no me gusta señorita, de manera que date prisa —dijo Mayra con severidad. _______ rió.
    —No creo que pueda hacer soplar más fuerte al viento, Mayra. Pero no llevará mucho tiempo.

    Enfrentó la amplía extensión del mar para que el viento secara sus cabellos. Después de unos minutos volvió a hablar.

    —¿Dónde está el capitán?
    —En la galería. Me sorprende que te haya permitido salir a cubierta después de lo que sucedió con el pobre marinero.

    _______ se volvió y vio al capitán que discutía con un hombre de la tripulación.

    —¡Mira, _______, un barco! —gritó Mayra.

    Mensaje el Sáb Nov 21, 2009 12:35 am por karenvidel

    siguela siguela siguela siguela!!!
    siguela siguela siguela siguela!!!
    siguela siguela siguela siguela!!!
    siguela siguela siguela siguela!!!siguela siguela siguela siguela!!!

    Mensaje el Sáb Nov 21, 2009 4:03 pm por Vale.And.Nick

    siguela!
    y si puedes la letra mas grande porque me marea
    jeje
    bye

    Mensaje el Dom Nov 22, 2009 12:05 am por karla_jonas

    Capítulo 6



    — ¡Capitán! La muchacha de la que le hablé debe estar escondida en la bodega o en uno de los camarotes.
    —¡Al diablo, no tenemos mucho tiempo! Busquen en todo el barco, pero rápido.

    _______ temblaba de miedo, y deseaba morir.

    —¿Por qué, por qué no nos habrá dado un arma el capitán? —susurró, retorciéndose las manos.
    —No
    esperaba que perdiéramos la batalla —respondió Mayra en voz baja—. Pero
    no te preocupes, _______. Diré al jefe que puede obtener una gran
    fortuna si te entrega sana y salva al conde de Lambert. El conde
    seguramente pagará lo que le pidan. Es francés y un hombre honorable.
    —¡Pero son piratas, Mayra! —gritó _______—. ¡Nos matarán!
    —No,
    pequeña. No nos matarán sin razón, y no demuestres que estás asustada
    cuando nos encuentren. Finge que no sabes inglés. Yo hablaré por ti. Y,
    por Dios, no pierdas los estribos con estos hombres —advirtió Mayra—,
    si lo haces, pensarán que no eres una dama bien educada y rica.
    —Estoy demasiado asustada corno para enojarme.
    —Bien, Ahora debernos rezar porque su voracidad de riqueza sea más poderosa que su lujuria.
    —No comprendo, Mayra.
    —No importa, ma chérie —replicó Mayra, pero su voz traicionaba su preocupación—. Recuerda que no debes decir nada.

    La risa y el ruido se hicieron más fuertes cuando los hombres se acercaron a la puerta del camarote.

    —No está en la bodega, capitán, y los otros camarotes están vacíos.
    —Echen abajo la última puerta —replicó una voz profunda muy cerca del camarote, y los golpes comenzaron de inmediato.
    —¡Dios mío!
    —Ahora, cállate —dijo rápidamente Mayra—. ¡Recuerda que no debes hablar en inglés.

    _______
    estaba aterrorizada. Estaba segura de que ese día moriría, y Mayra no
    podría hacer nada por impedirlo. Unos momentos después, la puerta
    cedió, y _______ gritó al ver a los hombres barbudos y sonrientes.

    —¡Dios mío, qué hermosas son las francesitas! —dijo un marinero de baja estatura con un parche sobre un ojo.
    —Sí, compañero, hoy daría cualquier cosa por ser el capitán.
    —¿Dónde está su Capitán? —Preguntó Mayra.
    —Pronto lo verás, mujer —dijo uno de los hombres, conduciéndolas fuera de la cabina.

    _______
    evitó mirar los cadáveres de la tripulación de "Canción del Viento,, al
    cruzar la cubierta y pasar al otro barco. Mayra iba junto a ella,
    rodeándole la cintura con un brazo para protegerla.
    El barco pirata
    era de tres mástiles, y aproximadamente del mismo tamaño que "Canción
    del Viento", pero los hombres de la tripulación parecían salvajes.
    Dejaron la tarea que estaban realizando y miraron fijamente a _______.
    Algunos no usaban camisa otros sólo camisetas cortas para cubrir el
    torso desnudo, y todos iban descalzos.

    —Exijo ver a su capitán —dijo Mayra al hombre que las había llevado al barco pirata.

    Otro hombre saltó desde la cubierta de "Canción del Viento' y las saludó.

    —De manera que hablas inglés —dijo—. Bien, al menos ahora sabremos quién eres.

    Era
    un hombre muy corpulento, y _______ se sentía pequeña y frágil junto a
    él. Estaba acostumbrada a ver hombres de su propia estatura o más bajos
    que ella.
    Pero este hombre medía por lo menos un metro ochenta. No
    era grueso, pero sí muy musculoso, y esto se veía claramente en sus
    brazos desnudos. Su cabello oscuro era mas largo de lo normal. Pero la
    expresión de su rostro y le daba un aspecto siniestro, peligroso.
    _______ se estremeció, pero no volvió la mirada.

    —Bien, ¿qué has descubierto, Joseph?

    El que había hablado era el hombre de voz profunda, que parecía estar al mando de los demás. Saltó a cubierta tras ellos.

    —Hablan inglés, Nick; al menos la vieja.

    Nicholas
    se había situado detrás de _______, y ella se volvió para mirarlo. Lo
    que vio la asustó, este hombre igual de alto que el otro. Estaba a
    pocos centímetros de ella y _______ tenía que levantar la cabeza para
    ver su rostro. Sus ojos eran de un increíble color miel, y una larga y
    delgada cicatriz comenzaba en la mitad de la mejilla derecha y llegaba
    hasta una corta barba.
    _______ miró unos momentos la cicatriz, y los
    músculos se pusieron tensos y sus ojos helados. La tomó por un brazo,
    causándole dolor, y la obligó a caminar por la cubierta.

    —¡Monsieur (Señor), espere —gritó Mayra—. ¿Dónde la lleva?

    El hombre se volvió y sonrió.

    —A mi camarote, madame (señora), para hablar con ella. ¿Tiene algo que objetar?
    —¡Por supuesto!
    —¡Bien, no me interesa! —dijo el hombre brevemente, y siguió arrastrando a _______.
    —Monsieur, ella no habla inglés —gritó Mayra.

    Esto provocó risas en la tripulación, y el hombre volvió a detenerse.

    Mensaje el Dom Nov 22, 2009 10:11 pm por Vale.And.Nick

    me encanto!
    sigue!
    sigue!
    sigue!
    sigue!
    sigue!
    sigue!

    Mensaje el Dom Nov 22, 2009 10:45 pm por Fer-JB

    sigue!!!
    sigue!!!
    sigue!!!
    sigue!!!
    sigue!!!
    sigue!!!
    sigue!!!
    sigue!!!
    sigue!!!
    sigue!!!
    sigue!!!
    sigue!!!
    sigue!!!
    sigue!!!
    sigue!!!
    sigue!!!
    sigue!!!
    sigue!!!
    sigue!!!
    sigue!!!

    Mensaje el Lun Nov 23, 2009 9:37 pm por karla_jonas

    oki les voy a dejar otro cap...
    pero dvv les esta gustando la nove?

    —¿Cómo hará para decirle lo que debe hacer, capitán?
    —Para lo que piensa hacer el capitán, no se necesitan palabras.

    Hubo
    más risas, que obviamente molestaron al capitán, porque apretó todavía
    más el brazo de _______. Ella gritó de dolor, y él la soltó de
    inmediato.

    —¡Malditos sean! —gritó a su tripulación—. Ya se han
    divertido bastante por hoy. Vuelvan a sus obligaciones y sigamos
    adelante. —Luego se volvió hacia _______—. Lamento si la he lastimado,
    mademoiselle.

    Ella no había esperado una disculpa de este
    capitán pirata. ¿Sería tan peligroso como parecía? Lo miró con
    curiosidad, pero no habló.

    —¡Al diablo! —dijo él, furioso, y se volvió hacia el otro hombre corpulento—. Joseph, trae a esa mujer aquí.
    Mayra se acercó a ellos sin ayuda, muy asustada.
    —¡No le haga daño, capitán!

    El capitán miro sorprendido a Mayra, y luego, de pronto, estalló en una carcajada.

    —¿Me está dando órdenes, madame (Señora)?
    —No puedo permitir que la lastime, monsieur.

    Joseph volvió a reír, pero el capitán le dedicó una mirada asesina, y luego volvió a centrar su atención en Mayra.

    —¿Es usted su madre?
    —No, pero fui su niñera, y también la niñera de su madre. También cuidaré a sus hijos —replicó Mayra orgullosamente.
    —¿Espera un hijo ahora?
    —¡Monsieur! No puede usted preguntar...
    —¡Al diablo, respóndeme, mujer! —dijo el capitán interrumpiéndola bruscamente.
    —No, no espera un hijo.

    La preocupación del capitán pareció disminuir con esta respuesta.

    —Ahora, dime, ¿Por qué hablas inglés y ella no?
    —Yo... nací en Inglaterra. Fui a Francia cuando era niña con mis Padres —respondió Mayra sinceramente.
    —¿Ella no habla inglés en absoluto?
    —No, capitán.

    El hombre suspiró y observó a _______, que los miraba todo el tiempo.

    —¿Quién es ella?
    —Mademoiselle _______ _______(TA.
    —¿Y dónde la llevaban?
    —Á Saint Martin, a casarse con el conde de Lambert — replicó rápidamente Mayra.
    —Y la fortuna que hemos encontrado en su navío... ¿era su dote?
    —Sí.

    El capitán sonrió perezosamente, mostrando sus blancos dientes

    —Su familia debe ser muy rica. ¿Y su prometido es también un hombre muy rico?
    —Sí, pagará bien si ustedes la llevan a Saint Martin sana y salva... sin daños.
    Él rió al oír esta última frase.
    —Estoy
    seguro, pero tendré que pensarlo. —Se volvió hacia Joseph.—Lleva a la
    niñera a tu camarote Y enciérrala allí. La mademoiselle vendrá conmigo.

    Se
    llevaron a Mayra arrastrándola; ella gritaba y daba puntapiés para
    liberarse, y de pronto _______ tuvo un miedo horrible. No podía dejar
    de pensar en las historias que había oído en el convento. ¿No sería
    preferible una muerte rápida? Miró la barandilla del barco. No estaba
    tan lejos, y podría arrojarse a las frías aguas azules...

    —Ah, no, _______ _______(TA), todavía no, de ninguna manera — dijo el capitán, como si leyera sus pensamientos.

    La
    tomó de un brazo y la llevó a su camarote. En la pequeña habitación
    desordenada, el capitán obligó a _______ a sentarse en una silla junto
    a una larga mesa. Llenó dos vasos con un vino tinto seco, le entregó
    uno, y se sentó también. Obviamente la larga mesa servía de escritorio,
    porque estaba cubierta de cartas e instrumentos náuticos.
    Se apoyó
    en el respaldo de su asiento y la miró en silencio. Ella miraba
    nerviosamente los ojos miel de él, y sentía que sus mejillas enrojecían
    bajo su mirada.

    —Mis hombres piensan que eres una belleza,
    _______ —dijo él distraídamente—. Pero no entiendo cómo se dan cuenta
    con todo ese polvo negro que cubre tu cara.

    Instintivamente _______ trató de limpiarse la cara. Pero al ver su mano limpia, se dio cuenta de que había caído en una trampa.

    —De manera que entiendes inglés. Eso pensaba. ¿Por qué mintió tu criada?

    _______Vaciló antes de contestar.

    —Ella... no quería que yo hablara con usted. Creo que tenía miedo de que yo me enfadara.
    —¿Y te enfadarás?
    —No veo razones para ello.

    El capitán rió.
    —¿También mentía la vieja con respecto a tu matrimonio?
    —No.
    —¿Entonces realmente el conde de Lambert es un hombre rico?
    —Sí, muy rico, capitán —replicó _______, que ahora se sentía un poco más tranquila.

    Ese
    hombre no parecía un peligroso como ella pensaba. Tenía que admitir que
    era apuesto, y parecía joven, aunque su barba dorada le hacía aparentar
    más edad.
    —Se hará usted rico si me lleva a mi prometido —dijo ______.
    —No
    tengo duda —replicó él de inmediato—. Pero su dote por sí sola me ha
    convertido en un hombre rico, y no me gusta llevar mujeres en mi barco.
    —Entonces, ¿qué hará usted conmigo, monsieur, arrojarme al mar... después de violarme? —preguntó sarcásticamente _______.
    —Exactamente.

    Ella lo miró, estupefacta. Esperaba una negativa, pero, ahora ¿qué podía decir?

    Mensaje el Mar Nov 24, 2009 12:20 am por Fer-JB

    A MI SI!!!!
    ME E-N-C-A-N-T-A!!!!
    L-A- A-M-O!!!!!!
    SIGUE!!
    SIGUE!!
    SIGUE!!
    SIGUE!!
    SIGUE!!
    SIGUE!!
    SIGUE!!

    Mensaje el Mar Nov 24, 2009 12:55 am por karenvidel

    siguela siguela siguela corre corre!!!!

    Mensaje el Vie Nov 27, 2009 7:17 pm por patriciajonatica

    Soy nueva lectora, siguela plis!!!

    Mensaje el Vie Nov 27, 2009 11:12 pm por Fer-JB

    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!
    SIGUE!!!

    Mensaje el Dom Nov 29, 2009 7:55 pm por karla_jonas

    Capítulo 7


    —¿Es... es esa su intención? —preguntó con temor.

    El miró su vaso de vino por un momento, como si considerara la pregunta. Luego la miró, con expresión divertida.

    —Quítate la ropa.
    —¿Qué? —susurró ________.
    —Quiero hacer el amor contigo, _______ _______(TA), y luego te llevaré a tu prometido. De manera que quítate la ropa. No me gustaría tener que violarte y podría lastimarte en el acto.
    —¡Non, monsieur, non (No señor, no)! ¡El conde de Lambert no me aceptará si estoy deshonrada.
    —Le aseguro que sí, mademoiselle, la aceptará, Y pagará un alto precio por ello. Él la ha visto, ¿verdad?
    —Sí, pero...
    —Entonces no hay nada más que decir. Tu falta de virginidad no le importará mucho.
    —¡No! —replicó ella—. No iré a él deshonrada. Avergonzaría a mi familia. ¡No lo haré!
    —Creo que no tienes opción. Pero estoy seguro de que el conde ocultará el hecho de que no eres virgen en tu noche de bodas —comentó el capitán con calma.
    —¡No, no puede hacerme esto! —gritó _______, con sus ojos verdes llenos de miedo.
    —Te repito, _______, que haré el amor contigo. Nada te salvará de eso. Pero no quiero forzarte. No me gustan las violaciones.
    —¡Pero es una violación, monsieur, porque yo no deseo hacer el amor con usted!
    —Llámalo como quieras, siempre que no te pelees conmigo.
    —Usted... ¡debe estar loco! No puede esperar que me someta, que le permita ... ¡no! —gritó, sintiendo que su miedo era reemplazado por la furia—. Lucharé con todas mis fuerzas.
    —Lleguemos a un acuerdo, mademoiselle. Además de ti y de tu criada, hemos traído algunos otros prisioneros a bordo, incluido el capitán del barco francés.
    —¿Para divertirse?
    —Mis hombres son despiadados. Les complace matar lentamente a un hombre. Primero le cortan las orejas, luego los dedos, luego los pies... ¿Es necesario que continúe?

    _______ se sentía enferma.

    —Y usted... ¿Usted lo permite?
    —¿Por qué no?

    Palideció ante esta respuesta. Seguramente él también participaba del juego. ¡Mon Dieu!

    —Usted habló... de... un trato —dijo débilmente ______.
    —Que te sometas para salvar las vidas de esos hombres. Serás mía te opongas a ello o no. No aceptaré que te niegues. Pero perdonaré las vidas a los prisioneros y los liberaré en el próximo puerto con una condición: que no te resistas. —Hizo una pausa y sonrió—. Ya has perdido, _______, porque serás mía independientemente de lo que decidas. Pero los prisioneros pueden ganar. Vivirán y no serán dañados si aceptas. Quiero tu respuesta ahora.
    —¡Usted no tiene piedad! —jadeó _______—. ¿Por qué quiere violarme?
    —Me sorprendes. Eres un premio que vale la pena ganar, y te deseo —dijo.
    —¡Pero yo no lo deseo a usted!
    —Te diré, _______, que eres la única razón por la que capturé tu barco. Generalmente sólo ataco los navíos españoles. Mi vigía te vio en cubierta y me describió tu belleza. Deberías estar agradecida, ya que no pienso compartirte con mi tripulación. Pero, basta, ¡quiero tu respuesta!
    —Usted no me deja opción —replicó lentamente _______, sintiéndose completamente desvalida por primera vez en su vida—. Debo salvar las vidas de esos hombres.
    —¿No ofrecerás resistencia?
    —No, monsieur, no me resistiré.
    —Bien. Has tomado una buena decisión. Estoy seguro de que los prisioneros te estarán muy agradecidos. Diré a los hombres que no los molesten. Entretanto, quiero que te quites la ropa y esperes en mi cama.

    Mensaje el Dom Nov 29, 2009 7:58 pm por karla_jonas

    Salió y cerró la puerta tras él. No había escapatoria. _______ ya no
    podía hacer nada, y ni siquiera tendría la satisfacción de luchar
    contra él.
    Sin ganas, y muy lentamente, comenzó a desvestirse.
    Finalmente sabría qué era hacer el amor... o qué era una violación, en
    todo caso. Bien al menos al someterse salvaría las vidas de algunos
    franceses. Pensaba eso para ayudarse a soportar lo que vendría.
    Cuando
    el capitán volvió al camarote, ______ aún tenía puestas sus prendas
    interiores. El cerró la puerta, y la miró con el ceño fruncido.

    —No has cambiado de idea, ¿verdad? —preguntó bruscamente.
    —No, ¿y usted?

    Entonces él rió, y atravesó la cabina para pararse ante ella. Ella se sentía pequeña y desvalida ante ese hombre tan corpulento.

    —No,
    pequeña. Nada puede hacerme cambiar de idea. —Tomó la masa de los
    cabellos de la muchacha en sus manos y los acarició, sintiendo su
    textura suave y sedosa. Luego dejó caer los cabellos sobre los hombros
    de ________.
    —Quítate la ropa, ________. No puedo esperar mucho.
    —Le odio, monsieur —dijo ella con los dientes apretados.
    El volvió a reír.
    —Aunque
    la palabra monsieur suena hermosa en tus labios, preferiría que me
    llamaras Nick. Ahora, termina tu vino, _______, porque eso puede
    ayudar. Nunca he estado antes con una virgen, pero dicen que la primera
    vez es doloroso.
    —Se necesitarían dos barriles de vino para lo que usted va a hacer, monsieur Nicholas.
    —¡Llámame
    Nick, nada más! Y no juegues con mi paciencia, _______. Esto sucederá
    de todas maneras, pero aún puedo cambiar de idea con respecto a los
    prisioneros. Bebe el vino y luego quítate toda la ropa sin hacer más
    comentarios.

    ________ ya no podía seguir demorándose. Bebió el
    vino, le volvió la espalda, y se quitó lentamente la ropa que aún le
    quedaba puesta. Cubrió su cuerpo con sus cabellos rojos que le llegaban
    hasta la cintura, y se volvió para mirarlo.
    Nick no tomó el gesto
    como un desafío, sólo como una manifestación de modestia, pero ni
    siquiera permitió eso. Separó los cabellos y se regocijó mirando el
    cuerpo esbelto durante un rato. Luego tomó el rostro de la muchacha en
    sus manos y la besó tiernamente.
    _______ no esperaba esto. ¿Por qué la besaba? ¿Por qué no terminaba de una vez?

    Los
    labios de él separaron los de ella, buscando, exigiendo una respuesta.
    Ella quería apretarlos , pero a él no le gustaría esa resistencia.
    ________ tenía que pensar en los pobres cautivos y nada más. Tenía que
    permitirle que hiciera con ella lo que quisiese.
    Los brazos de él la
    rodearon y apretaron su cuerpo desnudo contra él, y su boca se volvió
    más exigente, más dura, aunque sin lastimarla. Y de pronto ella sintió
    una sensación extraña, algo que nunca había experimentado antes. Era
    una sensación rara, como si realmente sintiera fluir la sangre en sus
    venas. Era una sensación excitante, y la hizo relajarse contra él y
    aceptar de buena gana sus besos, y olvidar que estaba desnuda en los
    brazos de un desconocido.
    Luego él dejó de besarla y la levantó en
    sus poderosos brazos. Ella se endureció mientras él la llevaba a la
    cama y la colocaba allí con suavidad. El se quitó las ropas con lenta
    deliberación, sin apartar sus ojos de ella en ningún momento. Ella a su
    vez no podía dejar de mirarlo, aunque lo deseaba. Cuando por fin él
    quedó desnudo, ______ miró con asombro su cuerpo delgado y musculoso;
    los hombros anchos pero no tanto y las caderas estrechas, las piernas
    largas y firmes.
    Nick se acercó a ella y se acostó a su lado en la
    estrecha cama. La miró a la cara durante largo rato y luego acarició
    sus pechos. Esperaba la reacción de la muchacha, que llegó de
    inmediato, mientras sus ojos se agrandaban por la confusión.
    Rió suavemente y cerró una mano sobre uno de los pechos, oprimiéndole suavemente.

    —¿Esperabas que lo hiciera rápidamente?
    —Sí. Ay, por favor, Nick, no me hagas esto. Te lo pido una vez más, ¡por favor ahórrame esta vergüenza! —rogó ella inútilmente.
    —No, pequeña, es demasiado tarde para eso.
    —¡Entonces que sea rápido! —exclamó ella.

    Los
    ojos de él se entrecerraron con furia. Entonces se colocó sobre ella, y
    su gran peso la aplastó en el suave colchón. Penetró en ella con
    rapidez, provocándole un intenso dolor. Ella gritó y hundió sus uñas en
    la espalda de él, pero el dolor desapareció tan rápido como había
    venido.
    El se movía dentro de ella, con lentitud al principio, luego
    más rápido, mucho más rápido, y en realidad a _______ le gustaba. Se
    relajó y disfrutó con vergüenza la sensación de sentirlo dentro de
    ella. Pero luego él se movió por última vez y se desplomó completamente
    aplastándola con su cuerpo.
    ________no sabía qué hacer. ¿Eso era
    todo? Admitía que había sido placentero después del dolor inicial, pero
    si hacer el amor era simplemente eso, podía prescindir de ello. ¿Dónde
    estaba el placer extremo que podía hacer que un hombre se arriesgara a
    morir? Tal vez sólo el hombre experimentaba placer al hacer el amor.

    —Lo siento, _______. No quise ser tan rápido, pero hablas demasiado. La próxima vez, será mejor para ti.
    (p17)


    Última edición por karla_jonas el Dom Nov 29, 2009 8:00 pm, editado 1 vez

    Mensaje el Dom Nov 29, 2009 7:58 pm por karla_jonas

    comenten!!♪

    Mensaje el Miér Dic 02, 2009 12:40 am por POLLYN JONAS

    sigueeee!!!!!!!!!!!!!!

    Mensaje Hoy a las 12:23 pm por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Vie Dic 09, 2016 12:23 pm